Diferencias entre promotora inmobiliaria, constructora e inmobiliaria

Como inmobiliaria especializada en la venta de pisos en Benidorm en la Playa de Levante en primera línea creemos que es tremendamente importante tener claros los conceptos del terreno en el que nos movemos. En el caso de este post del blog, vamos a centrarnos en las diferencias entre las figuras de promotora inmobiliaria, constructora e inmobiliaria. Términos básicos dentro del universo inmobiliario que no podemos confundir.

Dentro de las fases de un proyecto de construcción, cada una de las figuras que aquí nos ocupan juega un papel determinante. Lo primero a tener claro es que es obligatorio ostentar la propiedad del suelo donde se vaya a construir. Normalmente, su adquisición es labor de las promotoras inmobiliarias. Cuando el suelo es ya propiedad de la promotora comienza el proceso de construcción en sí. Es en esta parte del proceso donde entran en juego los arquitectos, los ingenieros, los aparejadores, los albañiles, los electricistas, etc. Con el inmueble terminado, llega el momento de su comercialización para recuperar la inversión y alcanzar determinados beneficios. Ahí entra en acción Grupo Empire y el resto de agencias inmobiliarias.

Puede darse el caso de que las promotoras, sobre todo las de más envergadura, tengan sus propias constructoras y agencias inmobiliarias estando estas incluidas en la misma estructura de la empresa. Por lo tanto, todo el proceso de adquisición de terreno, edificación y venta de las viviendas corre por cuenta de una única compañía. De todos, como acabamos de ver en este post, lo normal es que intervengan las tres empresas: promotora, constructora y agencia inmobiliaria. Dicho de otro modo, desde que se adquiere el suelo hasta que se ocupan las viviendas pueden intervenir hasta tres tipos de empresas inmobiliarias. Aunque, insistimos, pueda darse el caso de que las promotoras tengan su propia constructora. También, la promotora puede tener su propio equipo de ventas que haga las funciones de agencia inmobiliaria. Pero, como decimos, en la mayor parte de los casos intervienen los tres tipos de empresas descritos. La promotora ha de velar por que la constructora construya los pisos con la calidad contenida en la memoria de calidades aportada y la agencia inmobiliaria tiene que aportar los datos comerciales reales sobre su promoción
de las viviendas.



Deja un comentario